Técnicas de estudio que de verdad funcionan

Pizarrón_en_Congreso_Docencia_Universitaria

Reproduzco aquí el excelente artículo de Medciencia. Seguro será de mucha utilidad.

1. Tomar apuntes a mano es mejor que con ordenador

Cada uno tiene su estilo, y algunos usan el ordenador y otros son más de tomar apuntes o hacer resúmenes a mano. Pero según la investigación a cargo de los psicólogos de la Universidad de Princeton, y publicada en Psychological Science, aquellos estudiantes que toman apuntes a mano procesan mejor la información y la recuerdan mejor.

Esto se debería a que al usar un ordenador simplemente transcribimos la información, sin ni siquiera pensar. Pero al hacerlo a mano existe un procesamiento, una selección, y una posterior escritura. Entre todo, la implicación memorística de lo que estamos escribiendo es mucho mejor con el método manual.

2. Dormir es más importante que estudiar

Aunque en medio de la desesperación muchos estudiantes optan por dormir menos para estudiar más, un estudio publicado en Child Develpment demostró que sacrificar sueño por estudio es totalmente contraproducente, ya que aprovechar horas de estudio a cambio de un sueño reparador acaba implicando peores calificaciones respecto a estudiar y dormir las horas necesarias.

Por otro lado, dos estudios diferentes de la Universidad de Harvard afirman que es posible aprender mientras dormimos, pues tanto soñar como echarnos una siesta (si es corta, mejor) refuerza tanto la comprensión como el rendimiento delante del estudio.

3. Suplementos para estudiar: Muchas mentiras y poca investigación

El tema de los suplementos es muy diverso y polémico, pues cada uno afirma que le va mejor una cosa. Sin embargo en su se hizo un exhaustivo repaso a los suplementos más utilizados, como las bebidas energéticas, el guaraná, o la jalea real, entre otros. Según estos estudios, el potencial de las bebidas energéticas podría ser sustituido por un simple café; la jalea real y el ginseng no tendrían los efectos que nos venden, el guaraná si habría demostrado una mejora del rendimiento, la memoria y el de alerta… Y, finalmente, los cacareados suplementos vitamínicos tampoco servirían para nada.

4. Las primeras y últimas horas del día, las mejores para retener información

Existen unas horas mejores que otras para hacer cosas según nuestro reloj interno y otros factores externos, como por ejemplo hacer ejercicio, sacar a pasear a nuestro perro o incluso estudiar.

De hecho, fijándonos en este último punto, justamente las 8:00 de la mañana o las últimas horas de la noche, antes de irnos a dormir, serían las mejores para retener información. Por tanto, esos repasos rápidos que solemos dar en medio de la desesperación pre-examen parecen seguir a rajatabla nuestro reloj interno, sin que nos demos cuenta.

5. Distribuir el estudio y practicar con exámenes

Como también comentamos en su día, la Universidad Estatal de Kent realizó una investigación sobre 10 , donde se encontraban las más comunes (resúmenes, auto-explicaciones, mnemotécnia…), con el objetivo de determinar cuales eran las mejores técnicas para estudiar.

Las ganadoras fueron distribuir el estudio en el tiempo y practicar con exámenes de la asignatura estudiada. Pero, curiosamente, entre las peores técnicas se encontraban las más típicas de las típicas: Releer, subrayar y hacer resúmenes. Curiosamente estas son las más usadas, y parece que también son las peores.

6. Los alimentos que ayudan a la concentración

Otra de las cosas que hemos de tener en cuenta a la hora de estudiar es la alimentación. Coincidiréis conmigo que lo más fácil en estas épocas es echar mano de comidas más bien “poco apropiadas“, como los dulces o los refrescos. Sin embargo el consumo de estos alimentos obstaculizan la memoria y el aprendizaje. Por otra parte los mejores alimentos para aumentar la concentración son la harina de avena, los arándanos, el salmón, los aguacates, el té verde, o el delicioso chocolate negro.

7. Aprendemos mejor cuando NO nos ayudan

Finalmente, tenemos una técnica de aprendizaje que dejará boquiabierto a más de uno. Tendemos a pensar que, para perder menos tiempo, lo mejor es buscar a alguien que nos explique lo que no entendemos, ¿verdad? No nos engañemos, todos lo hemos hecho. Sin embargo, según un estudio a cargo del Laboratorio de Ciencias del Aprendizaje del Instituto Nacional de de Singapurpermitir a los estudiantes luchar por si mismos para buscar la solución a un problema les ayuda a aprender más.

Be the first to comment on "Técnicas de estudio que de verdad funcionan"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Sígueme en Feedly